diciembre 20, 2011

Rompo el pacto de silencio



“El propósito de abolir el pasado ocurrió en el pasado 
y –paradójicamente– es una de las pruebas de que el pasado no se puede abolir.
El pasado es indestructible: tarde o temprano vuelven todas las cosas.”
J. L. Borges






 A mis hermanos, mis hijos, mis sobrinos:
Rompo unilateralmente el pacto tácito de silencio impuesto por el miedo, para la recuperación de estas visiones dramáticas, incrustadas en el fondo de nuestras conciencias.

Lo hago por varias razones.
La primera es, por supuesto, Nohemí. Nohemí y la forma demencial en la que nuestros padres alteraron el curso de su vida. Nohemí y su derecho inalienable a conocer la verdad. El nombre de su madre. La historia de su madre. Las verdaderas circunstancias que acarrearon esta tragedia.
Nohemí y su redención cuando pueda ¡al fin! exigirle a este par de bárbaros que le expliquen –mirándola a los ojos– cómo se atrevieron. 
Nohemí y su derecho a la debida compensación, ahora que la reparación es imposible.

La segunda razón soy yo misma. La historia de Nohemí quedó registrada en el fondo de mi memoria como una laceración emblemática de otras historias que se acoplaban con la anterior y con la siguiente y que impedían que los recuerdos de mi infancia coincidieran con la versión oficial de los recuerdos de mi infancia. Esta historia –que corresponde a los primeros once años de mi vida– me ha perseguido por todos los mares y los caminos del mundo que recorrí tratando de dejar atrás esta historia que no se quedaba atrás porque estaba dentro de mí y siempre resurgía, al final de ciertas perras memorables, a la hora de las confesiones.
Nada que hacer: la única forma de salir de esta historia es sacarla de dentro de mí.
Y ser la primera en pedirle perdón a Nohemí porque primero ellos la esclavizaron, pero después todos la abandonamos.

La tercera razón por la que rompo mi silencio son ustedes: mis hermanos, mis hijos, mis sobrinos: por lo único que les pediré perdón es por no haberlo hecho antes.
Hemos crecido todos con el discurso de pertenecer a una estirpe privilegiada, solidaria, decente, inteligente y buena. En la base, Vita y Nicita, se han sacrificado para brindarnos siempre lo mejor posible. Sobre ellos y sus mentiras, impuestas como dogma, hemos cimentado el edificio de nuestra familia…Que se derrumba como un castillo de naipes cada vez que enfrenta verdaderas pruebas.
Porque nada sólido puede edificarse sobre bases tan deleznables: un hombre sin carácter y una mujer enferma –víctimas a su vez de sus propias historias–, que se reprodujeron ad nauseam, sin amor ni responsabilidad. Capaces los dos –simultáneamente o a su turno– de mostrarse sumamente cariñosos, atentos, serviciales y obsecuentes, con aquellas personas que aman, que temen o que envidian. Y al mismo tiempo,  demencialmente crueles, tiranos, cínicos, mezquinos, feroces, con aquellos que desprecian, o que consideran inferiores.
Desconozco aún su verdadero criterio de clasificación. Pero aunque en esta familia cada uno sabe si es de los bien amados o de los mal amados, para ambos grupos nuestros padres resultan igualmente nocivos: a los primeros, les sabotean la vida rotundamente [y ese miedo a bascular…], a los segundos, les aplastan el ánimo, les extirpan la alegría.

Al origen de todo está el miedo.
Por decreto, nos vemos obligados a negar la verdadera historia que se está desarrollando en nuestras narices y a echarnos nosotros mismos el cuento de la estirpe privilegiada, de la familia solidaria y la infancia feliz. Pero nuestra historia verdadera ha sido más bien una de irrespeto, de negligencia, de abuso, de mugre, de demencia, mentira, hostilidad, vulgaridad, caos…
Pero sobretodo una historia de violencia.
Algunas veces, aquella violencia explosiva. Pero las más de las veces esa violencia sorda, soterrada, rastrera, inminente, perenne. Que nos inoculó el miedo. Que nos convirtió en esta constante sonrisa hacia afuera con un campo minado por dentro…
Aunque no todo ha sido siempre adverso en nuestra historia. Yo por ejemplo tuve hermanos.
Los mejores: buenos, generosos, solidarios. Particularmente conmigo que siempre fui la más cobarde, la más frágil, la más patética. Con el paso del tiempo, algunos nos rebelamos contra nuestros padres; otros aprendimos a llorar en silencio y bruxamos durante el sueño; los demás, nos hicimos sus lamentables epígonos, reproduciendo sus esquemas, imitando sus gestos. 
Bendito midios que me tocaron de hermanitos. Bendito midios que no me tocaron de padres ni de cónyuges.

Porque si pudiéramos darle un vuelco a la historia y recuperar la memoria extraviada en los resquicios de la obediencia y el silencio, encontraríamos en nuestro verdadero anecdotario ancestral la semilla de ese terror. Pero aún más grave, que nosotros somos hoy la nueva semilla. En la actitud sumisa y cómplice podremos ver la imagen de los actores de nuestro siguiente infortunio.
En la historia de Nohemí seguramente encontrará nuestra nueva generación respuesta a algunas de esas preguntas que aún no han sido formuladas. Ya que las mentiras piadosas no nos han beneficiado, conocer nuestra verdadera historia debe ser el primer paso para aprender a respetar lo que somos y construir nuestra autoestima. Empezar a reparar las secuelas de tanta abyección será un principio para evitar a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos, el dolor de portar el lastre de nuestras taras. Para dejar de confundir dignidad con silencio y solución con negación.
Es seguramente lo que nuestros padres hubieran hecho si hubiesen sido conscientes de la devastación que acarreaban sus actuaciones y sus mentiras.
Todo el mundo debería tener derecho al menos a una terapia en su vida. Pero al terapeuta hay que decirle la verdad.
Besos a todos,
Mónica


-------------------------------------

 ESTA HISTORIA TIENE FINAL FELIZ

Una Acción de Tutela fue solicitada y ha hecho su trámite hasta la Corte Constitucional, donde ha sido seleccionada para revisión.
La Sala ha decretado las siguientes pruebas:
Oír a Nohemí
Oír a mis padres
Convocar la Armada para que conteste
Convocar al reemplazo de mi padre
Publicar en prensa y radios en el Tolima para buscar parientes
Oficiar en la Parroquia Ntra. Sra. Del Perpetuo Socorro de Anzóategui para buscar partida de bautismo
Oficiar en la Registraduría Nacional del Estado Civil para busca registros civiles de Nohemí, de su madre y de su tío; así como los firmantes como testigos en el documento de ‘adopción’
Oficiar en el Instituto de Medicina Legal a fin de determinar las secuelas dejadas por los hechos relatados
Invitar para que dictaminen técnicamente sobre los hechos a:
La misión en Colombia de la Organización Internacional para las migraciones (OIM)
La misión en Colombia del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la mujer (ONU MUJER)
La organización Sisma Mujer
La representación en Colombia de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC)
Al Grupo de Lucha contra la Trata de Personas de la Dirección de Gobierno y Gestión Territorial del Ministerio del Interior
A la Defensoría del Pueblo
A la Procuraduría General de la Nación


Después de escuchar las sorprendentes declaraciones de mis padres, la Corte ordenó más pruebas
Al Ministerio de Salud para que informen sobre si Rosario y Abel (la madre y el tío) figuran en la Seguridad Social
A la Registraduría, al Inpec, a la parroquia de Anzoátegui, a la Policía nacional por su competencia para buscar personas desaparecidas
A Grupos de DOHA, Derecho penal de las universidades del Rosario, Nacional, Javeriana, Andes y la Fundación Esperanza, para que den concepto técnico sobre el caso.
Ahí vamos…
























31 comentarios:

  1. Conocí el caso de un hombre, pero con la diferencia que le robaron el hijo a la mama en los llanos, le pusieron los apellidos de ellos y la supuesta madre lo maltrato y torturo desde niño, el me contaba y me decia que no sabia por que. Le dieron estudio a sus hermanos y a el no.
    Lastima que no lo saquen a la luz publica.
    El papa de el era militar en Paz de Ariporo Meta y parece que dejo en embarazo la mujer. Lo terrible que cuando nacio el bebe le robaron el hijito junto con su novia una bruja asquerosa que la conocí.
    Supe que la verdadera mama murió de pena moral.
    El ,de adulto, un tío le contó la verdad y le dio muy duro. Después de eso perdí el contacto y no supe que mas paso.
    Que paso con Nohemi. Le mande a ella y a ti un abrazo desde la distancia. Que dolor cuantas personas que sufren por culpa de enfermos mentales supuestamente con educación, cultura y principios morales.
    Pobre Colombia.



    --
    Irma Londoño

    Degree of Bachelor of Science in Communication with a major
    In Journalism
    http://irmalondono.blogspot.com/ http://laagente.blogspot.com/ http://reporteriagrafica.blogspot.com/
    http://hand-made-hecho-a-mano.blogspot.com/

    Realtor ® Charles Rutenberg Realty.
    http://paper.li/RealEstateILA/news
    http://realestatebienesraices.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Monica que modelo de ser humano eres. Por lo menos Nohemi encontro alguien en el camino que no callara y siguiera encubriendo semejante trajedia; seguramente si ella sola sin el apoyo de nadie hubiera entablado accion legal la hubieran tildado de loca o de quererse aprovechar economicamente de los "señores". Yo entiendo mucho tu situacion porque yo tuve que entablar accion legal en contra de mi "papa"; lo hice sin dudar un minuto pero se lo dificil que es en un momento esa decision debido al cuento que nos meten desde niños de que no importa que hagan ellos les debemos veneracion y respeto por el hecho de ser nuestros padres; el criminal es eso, criminal y no importa quien sea no se le debe encubrir y se le debe a toda costa denunciar, y mas agravante cuando el crimen es cometido en contra de un niño inocente. Fuerza mujer este paso que has dado no solo va a ayudar un poco a Nohemi, digo un poco porque el daño fisico y mental realmente es irreparable, la niñez y juventud perdidas no se pueden recuperar; pero tambien te va a liberar a ti y vas a sentar otra clase de precedente y ejemplo en tu familia. Aplaudo, comparto y apoyo tu valiente decision; ojala mucha gente tuviera tu coraje de denunciar cosas que presencian y prefieren callar y encubrir. Un abrazo fraternal.

    ResponderEliminar
  3. Quien salva una vida, salva al mundo entero. bendiciones Mónica, valiente Mónica, amorosa Mónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es verdad bendita y valiente monica,no te sientas sola

      Eliminar
  4. Valiente mujer, valiente, muy pero muy valiente, ojala hubiera mas personas como tu, tendriamos mas cerca la verdadera paz y el verdadero desarrollo que necesita este maltratado pais.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por su valentía, casi lloro leyendo esta infamia, pero también casi lloro gracias a que una persona como ud existe. Gracias Mónica, me devuelves un poco la fe, que ya tengo perdida, en la humanidad.

    ResponderEliminar
  6. este es el pais que nos ha dejado la historia; pero es un pais sin memoria colectiva, castrada por los desafueros de una sociedad pacata. esto nos demuestra, que seguimos hereditariamente, el comportamiento de seres insencibles ante la trgedia, pero afloramos un falso nacionalismo, como principio de defensa de causas nobles; doble discurso de una moral perversa que trangrede todo limite de la condicion humana. casos de esclavitud en nuestro pais?, muchos. si nos pasearamos diligentemente, con una comision internacional de derechos humanos, de las naciones unidas, tocariamos fondo y quedaramos como lo que somos un pais de esquizoides, donde la humanidad se sorprendería.

    ResponderEliminar
  7. Mónica: te escribo con un nudo en la garganta; solo quiero manifestarte mi solidaridad. Admiro tu dignidad y coraje.

    Nohemí: espero que la vida te dispense todo lo que la ley no te ha podido dar, justicia. Justicia para que tu abusado corazón tenga la certeza que no estás sola. Estoy seguro que conmigo caminan muchos, tomados de tu mano acompañamos tu sendero y, ahora que sabemos tu existencia, te rodeamos solidarios. Cuenta conmigo.

    Carlos Manuel Castiblanco W.

    ResponderEliminar
  8. Monica, admiro Tu valentía y ala vez decirte que admiro Tu determinación, la historia es realmente conmovedora y a pesar del tiempo no te dejaste oscurecer los recuerdos, debes tener un alivio en tu alma lo sé porque leí hasta el fallo completo dela Tutela y lo que hiciste no solo es para resarcir a Nohemi es un regalo y ejemplo para la humanidad! mis mas sinceros respetos y admiración!!

    ResponderEliminar
  9. Mónica, tambien admiro la valentía y la convicción para estar siempre al lado de la verdad y la justicia, asi esta nos haga ir en contra de los seres cercanos. Esta situación de Nohemy en nuestra historia ha sido recurrente y necesitamos que mas Monicas tomen la valentía y hagan lo mismo. Es realmente lamentable lo que hicieron con esa niña, me entristece y no pude contener las lágrimas al leer el relato.

    ResponderEliminar
  10. Lo que más duele es que Nohemí no fue la única y no es la única. Colombia, dolorosamente, es un país que no cuida a su niñez, los padres de Monica, fuero a su vez niños abusados y los de ellos igual y los de hoy también. no sé cuando terminará esa cadena de dolor, causa real de nuestras guerras. Colombia, aterradoramente, ama el maltrato, la ignomia, la mentira, la fuerza, la guerra, Cómo explicar sino, su enceguecida adhesión al slogan "Mano firme, corazón grande", que es el mismo discurso de quienes vejan y maltratan a las mles de Nohemis de éste país. País de cafres, como sabiamente dijera un político, también cafre él.
    Lo que rescato, es que se está abriendo un nuevo país, ejemplo de ello es esta valerosa mujer, Monica, en cuya acción hay esperanzas, de una nueva conciencia. Este granito de arena, es una magnifica señal, de que probablemente, construyamos una sociedad sana, sin niños y niñas maltradas, que a su vez no repliquen la horrorosa historia.
    Espero que tus padres , valerosa y magnifica Mónica, tengan la posibilidad de agradacerte, la psibilidad que les estás brindando de perdonarsen a través de la verdad, la justicia y la reparación. Las grandes transformaciones de la humanidad, no llegan de un ejército, llegan de una persona, que hizo lo correcto.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias a todos ustedes por sus mensajes solidarios. No hay que estar tristes. Nohemí ahora está bien y yo también. Ella es una persona muy valiente que ha sabido superarse y sacar a sus hijos adelante, aunque con muchas dificultades. El fallo de la Corte Constitucional le hace ahora justicia. Al tiempo que a tantas personas abusadas en nuestra maltrecha sociedad.
    Algunos mensajes exigen respuesta. Prometo leerlos con calma y responder. Por ahora estamos como en estado de shock. Pero quería agradecerles, de todo corazón.

    ResponderEliminar
  12. No tengo palabras para expresar lo que siento al leer estas líneas. Solo me queda resaltar la admiración por su valentía y su deseo de justicia, que tanto hace falta en nuestra cruel y desigual tierra de origen.

    ResponderEliminar
  13. Mónica:
    Recibe mi saludo desde lo más profundo de mi corazón.
    Te felicito. Eres una persona valiente. Esta historia me ha tocado y me hace tener fe de que no todo estáperdido. Que hay personas diferentes.
    Gracias por este relato. dios te bendiga.
    Héctor Hernández. 25 de marzo de 2013

    ResponderEliminar
  14. Mis hermanos han emitido un comunicado: http://6sanchezbeltran.blogspot.co.uk/2013/03/comunicado-publico-de-la-familia-que.html Es más de la misma pobre estrategia de defensa que asumieron desde el principio: negarlo todo y acusarme a mí de loca. Sólo que aquí no se trata de mi salud mental (Además sí fui entrevistada por un psiquiatra durante el proceso).
    La Corte sentenció basándose en las pruebas producidas y en el propio testimonio de mis padres.
    Mis hermanos no son malas personas, muy al contrario, sólo están equivocados. Han escogido seguir viviendo en la negación. Están sufriendo mucho.

    ResponderEliminar
  15. desgarrador,
    me alegra que Nohemi esté bien y tu en paz

    ResponderEliminar
  16. Monica:

    Gracias por tu valentia, por esa catarsis que no solo te ayudo a ti para exorcisar tus demonios sino, que abrio un camino, que nos invita a reflexionar, que los silencios son nosivos........ en cualquier caso, Gracias por ser reflexiva y aunque los demas no quieran admitir su realidad tu ya lograste que muchos te eschuchemos y que Nohemi sea reivindicada como ser humano......
    de todo corazon gracias

    ResponderEliminar
  17. Hay algo aquí que no cuadra. ¿por qué razón se demoró tanto en denunciar? Durante demasiados años fue usted cómplice de esta situación tan aberrante. Final Feliz? solo a usted se le ocurre que una situación como esta puede tener un final feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. USTED SI QUE ES BOBO, HASTA UN ABUSADOR SERA, ESAS COSAS TAN DOLOROSAS SON ASI, Y NADIE QUIERE DESNUDAR LAS VERDADES DE SU FAMILIA, PRECISAMENTE POR INCREDULOS COMO USTED, POR ESO LA IMPUNIDAD EN COLOMBIA EXISTE,LEA EN EL MUNDO Y EN COLOMBIA HAY MUHCOS CASOS ASI Y PEORES, PERO POR PERSONAS COMO USTED QUE CRITICAN Y PONEN EN DUDA LA GENTE LE DA MIEDO DENUNCIAR

      Eliminar
  18. Buenas noches. Estoy en shock ante tanta sevicia con una infante. He llorado, me duele el alma ante tanta violencia, tanta agresión, tanto daño. No entiendo como una niña, una persona tan fragil y tan desprotegida es entregada a una jauría de lobos que la depredaron física y emocionalmente, que horror.

    El dolor y la tristeza que se siente no da cabida a un sentimiento de vindicta. Solo acato a reclamar a Dios ante tan miserable injusticia. Deseo grandemente que Nohemí logre superar el daño emocional, un abrazo. A Mónica un aliento para que continúe con fuerza luchando por el resarcimiento del daño causado a Nohemí, se sabe que poco se puede hacer, pero lo más importante ya se hizo. El caso de Nohemí es visible ante el mundo, como son visibles sus criminales, y lo es la sentencia de la Honorable Corte Constitucional (institución a la que el país de debe muchísimo en el resarcimiento de los derechos humanos), pues a los jueces no les duele la humanidad, son una parrada de burócratas que piden buenos sueldos con sentencias cargadas de injusticia y brutalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SE CRITICA LA GUERRILLA, LOS PARAMIITARES, LAS BANDAS CRIMINALES, PERO LOS VERDADEROS CRIMINALES SON ENCARGADOS DE IMPARTIR JUSTICIA Y NO LO HACEN, LOS DE CUELLO BLANCO CORRUTOS, LOS MILITARES SIN ESCRUPULOS Y MUCHOS CON PODER QUE ABUSAN DE LAS MUJERES Y NIÑOS, POBRE Y DECADENTE HUMANIDAD, VALIENTE MONICA, DIOS TE BENDIGA

      Eliminar
  19. DISCULPEN EL SIGUIENTE MENSAJE, EL CUAL ESTA DIRIGIDO A LA FAMILIA SANCHEZ BELTRAN, COMO REPLICA AL COMUNICADO EN EL QUE NIEGAN EL CASO DE AMALIA. Lo publico aquí, pues no lo pude enviar en su página. Si alguien me ayuda a enviarlo, muchas gracias.

    Hipócritas, mentirosos. Acaso los dictámenes y valoraciones médicas, psicológicas y psiquiátricas emitidas por las entidades autorizadas ante la solicitud de la Corte Constitucional son apócrifas y están amañadas con Amalia - Nohemí y Mónica Sánchez Beltrán? Ilusos, enfermos mentales. Ustedes al igual que Nohemí han sido abusados por su padres. Amalia Nohemí además de abusada fue esclavizada, sodomizada y torturada física y emocionalmente.

    Reflexionen si estarían dispuestos a que uno de sus hijos o de sus nietos fuera entregado a una mujer con el perfil psiquiátrico de la suegra del militar, o a una familia en donde la esposa tiene un deterioro emocional como el que padece la esposa del militar:una mujer amargada, insegura, dañina, violenta, corrompida, que sacia sus carencias y enfermedades con la más débil. Seguramente JAMAS nadie lo haría.

    Sientan verguenza de encubrir mentiras; el criminal es criminal sea padre, madre, hijo o un tercero, pues no existe otra forma de llamarlo y por tanto debe castigarse su delito. Ustedes no han padecido ni la mínima parte de lo que sufrió Amalia con las torturas que el militar, su esposa, su suegra y su familia le prodigaron. Que verguenza que se llamen colombianos. Sería excelente embalsamar sus cadáveres como un símbolo a la ignominia, injusticia, pedofilia, tortura, daño y todo lo que no se le debe hacer a un niño ni a nadie. CERDOS capaces de dañar a un ser inerme, a una niña campesina, a una infante débil y desprotegida que buscaba afecto y seguridad como una oportunidad para sobresalir. Ustedes la aplastaron.

    LO QUE MEJOR PUEDEN HACER ES PEDIR PERDÓN o de lo contrario GUARDAR SILENCIO

    ResponderEliminar
  20. Igualmente ofrezco disculpas, pero no es posible publicar la respuesta en el Blog sel comunicado:

    Cito mi comentario: Pero..... Si Mónica tiene tantos problemas mentales porqué no escribe desde un "hospital mental" de Francia o Canadá? Entonces no está tan loca y sus padres no son tan santos. Si esta mujer estuviera tan fuera de la realidad como es que su "familia" no se ocupa de ella? Como es posible que si la loca es Mónica, Amalia le siga el juego? a ninguna de las dos les dieron la educación y ejemplo intachable que les dieron a ustedes "los otros 6 hermanos"? Si en realidad Amalia es como su hermana, como perdió el ojo? llegó así? y entonces, porqué le financiaron a Mónica "sus vicios y quimeras" y no le financiaron un médico a su "hermana Amalia"? Porqué Amalia no tiene ni la educación básica primaria? Si fuese víctima Amalia de el conflicto armado, como es posible que le hayan negado el contacto con su familia del Tolima? Es que ella si sabe quiénes son sus padres, hermanos, abuelos, tíos y no se acuerda? Qué le hicieron ustedes (Todos) a Mónica y Amalia para que instauren una especie de venganza sin sentido de este calibre? Como alguien como Mónica puede tener tan graves problemas mentales y a su vez ser tan brillante y elocuente? La acusan de ser una sociópata sin apoyo FAMILIAR para tratar tan grave padecimiento en Canadá, Francia o Colombia? Como es que la Corte ha ignorado estos diagnósticos psicológicos y médicos que aportan ustedes junto a los 10 testimonios de "honorablísimos vecinos y conocidos suyos? Nos esperan entonces las denuncias de los "bazuqueros" del bronx, con relación a sus alucinaciones o las denuncias del loco de la esquina, el cual ya sabe que puede llegar a las altas Cortes? Creo que mejor se inventan una de vaqueros y dejan tanta apariencia. Ah, aclaro por si la alta alcurnia no lo sabe: "No tener antecedentes judiciales no constituye prueba fehaciente de tener intachable conducta", además todos sabemos que pocos somos los mismos de las puertas para dentro!

    ResponderEliminar
  21. Ah, y Mónica! Si mis cuentas no son muy desfasadas; Duró usted unos 40 años viviendo con eso? Definitivamente, como usted misma lo anuncia: algo en su familia no está nada bien. De igual manera, le reconozco la valentía de finalmente "echarse a su familia encima" y contar su verdad. Termine su vida en paz y muera libre, pasaron muchos años pero no fue tarde. Un cálido abrazo de mi parte, ahora que su familia somos todos, menos los suyos.

    ResponderEliminar
  22. Mónica: Esta historia, leída desde que la ví publicada en elespectador.com y que continué conociendo en este blog, me ha tocado hasta el fondo del alma, me ha llegado hasta las lágrimas, y también me ha despertado una gran admiración por tu valentía, y por darnos a conocer esta historia, que por mas dura y terrible que sea, debe ser conocida para que podamos evitar que esta atrocidad siga ocurriendo, que se vuelva a repetir esta historia de barbarie y de demencia: evitarlo, crear conciencia y actuar en un mundo como este y con casos dolorosos como estos es un deber de todos como sociedad. Llevo la historia de Nohemí en mi memoria y tu valentía al contarla. Un abrazo sincero y de solidaridad para ambas, no están solas, muchos desde nuestro lugar y nuestra misión en este mundo seguiremos luchando para que todo esto termine, para que la historia de Nohemí y de tantas personas que han pasado o puedan estar pasando por lo mismo se detenga, para no tener en la conciencia que no hicimos nada para evitarlo, que ignoramos esta realidad. Todos mis mejores deseos y mis mas sinceros sentimientos de respeto para las dos.( Por lo menos, ya se empezó a hacer justicia en este caso, ese es un paso más, muy importante, para continuar...)

    ResponderEliminar
  23. Miren, soy hijo de padres de clase media y tengo 43 años, hoy soy un exitoso profesional. Lloré con este relato.
    En mi infancia sentía cómo no era querido por mi madre y mis hermanos, (mi padre trabajaba retirado de casa). Lloré, y en este momento lo hago, al recordar los golpes que me propinaban de niño, mi madre y mis hermanos.La más fuerte fue a la edad de 10 años, cuando mi madre se unió con mis otros tres hermanos, por una acusación falsa de uno de ellos, para sacarme al patio desde un cuarto donde me escondí para evitar ser golpeado. Cuando me rendí, me entregué y ante los ojos de mis hermanos y una tía que observaba impávida desde el segundo piso, con un palo que tenía una puntilla en la punta y que tiempo antes mi mamá había utilizado para abrir la puerta, y sin escuchar mis súplicas de perdón (por algo que no había hecho), fui golpeado tantas y tantas veces que con heridas desmayé. Mi madre se fue, no sin antes ordenarme lavar la ropa que tenía puesta porque "mire cómo la volvió" (ante los golpes, yo me revolcaba justo encima del sifón del patio donde había agua empozada)... Tenía un brazo tan golpeado y lacerado que no pude hacerlo, fui a mi cuarto arrastrándome y me quedé dormido.
    Lo irónico fue que mi madre, al volver, no me golpeó, más bien se preocupó cuando me negué a ducharme por temor al ardor que el jabón produciría en las heridas...
    Ya de grandes, el tema se mencionó en una reunión, casi rompo en llanto y les pedí a mis hermanos no mencionar casos como este, dije que entendía el momento por el que pasaba mi madre en ese entonces y que la perdonaba por estar prácticamente sola frente a un hogar con cuatro hijos varones...Pero saben? admito que aún hoy me duele y no sé si realmente he perdonado.

    ResponderEliminar
  24. Mónica por segunda vez escribo esto, no sé por qué fué borrado: Por qué aparece todavía ese contrato de adopción que no tiene nada que ver con el caso? Fué aportado como prueba en la tutela? o simplemente es un elemento para darle vivacidad y verosimilitud a la historia?

    ResponderEliminar
  25. Mónica, buenas tardes, ¿puedo establecer contacto contigo? / andresmarinmartinez@gmail.com / Gracias.

    ResponderEliminar
  26. A Mónica muchas gracias por la valentía! y a Nohemí muchas gracias por el ejemplo! acabo de conocer la historia y me conmueve. Un abrazo fuerte para las dos.

    ResponderEliminar
  27. Gracias Monica! Gracias por apoyar a Nohemi! Gracias por tu humanidad, tu valentia. Nohemi es un gran ejemplo del espiritu humano.

    ResponderEliminar